CONSTRUYENDO A MATHRENDUIL

Diseño de Nacho Tenorio
Si hay algún personaje que suele atraer, tanto a lectores como a los artistas con los que he trabajado, este es Mathrenduil. El rey de los elfos oscuros de Undraeth es el típico villano carismático, lleno de aristas y de matices, que tantas veces hemos visto y que tanto nos sigue gustando. A continuación os presento a este sensacional personaje y os cuento cuáles fueron mis referencias y fuentes de inspiración.

Cuando me embarqué en la maravillosa tarea de crear a los personajes, disfruté muchísimo dando forma a los villanos. Quería tocar todos palos posibles, aunque sabía que era complicado. Tenía uno cruel y frío como el acero, otro que era la viva imagen de la conspiración, el que llevaba en la sangre el mal y el caos, y me tocaba crear al más complejo. Muchas veces no es necesario dotar a nuestros villanos de motivos para ser como son, pero con Mathrenduil quise sumergirme en los fangosos mundos de los traumas, los complejos, el engaño y la ira. Quería crear un auténtico enemigo temible, pero con el que, en cierto modo, llegases a empatizar. Y con esos mimbres comencé a construir al soberano de los varelden.


Mathrenduil es un personaje que ha vivido permanentemente con la presión de ser hijo de uno de los reyes elfos más poderosos e importantes que jamás hubiera habido: Gileon. Pero que fluyese la sangre del linaje real no era suficiente, pues en la sociedad élfica los reyes se eligen por votación, no por derechos dinásticos. Además, Mathrenduil era un bastardo a ojos de todos los suyos, fruto de un amor prohibido entre un rey y una hechicera cuyos orígenes eran desconocidos, no así su afición a investigar las artes oscuras. Desde su nacimiento ya estaba marcado con esas dos cicatrices, y aún así siempre quiso demostrar que era digno hijo de su padre: se convirtió en el mejor guerrero de su pueblo y sirvió fielmente a su padre hasta el día de su muerte.

Diseño de Raquel Cornejo
Mathrenduil es en realidad víctima de las conspiraciones. Él nunca se planteó traicionar a su pueblo, incluso respetó las decisiones que lo apartaban del trono para dejarlo en manos de alguien más capaz. Pero fue su madre, Mórgathi, quien plantó la semilla de la envidia, la soverbia y la codicia en él. Fue ella quien lo azuzó a alzarse contra los suyos y quien le instó a lanzarse contra las llamas del fénix para demostrar que su derecho al trono era tanto por linaje como por elección divina. Y fue este error el que le llevó a quedar marcado por esas cicatrices tan características suyas, por el color de su piel, pelo y ojos y condenar a todos aquellos que participaron en su traición, separando a su pueblo en dos: atelden y varelden.

Perfilar la psique de Mathrenduil no iba a ser tarea sencilla. Por un lado estaba el gran pesar que soportaba al saberse causante de la desdicha de los elfos, por otro estaba la ira y la frustración de haber sido rechazado no solo por su pueblo, sino por las artes místicas. En Mathrenduil debía existir esa dicotomía para enriquecerlo como personaje y comenzar a añadir las múltiples capas que lo conforman. Era un líder respetado y un adversario temido, pero se dejaba manipular por su madre. Era sabedor de las consecuencias de sus actos, pero no podía evitar odiar a aquellos que se le opusieron. Forjó un reino que ocupaba todo el continente de Undraeth, pero nunca cesó en su empeño de conquistar su tierra natal. Odiaba y amaba a su madre a partes iguales, lo cual le empujaba a seguir sus consejos pero a desear fervientemente su muerte. Como veis, muchas de sus acciones vienen condicionadas por la vida de éxito y rechazo que ha llevado.

Diseño de Lorenn Tyr
En cuanto a su aspecto, tenía claro que, al ser un elfo, debía resultar atractivo pero también inquietante. Siempre me imaginé a Mathrenduil como una presencia que perturba los sentidos, que te divide entre la atracción y la repulsa. Un aspecto que resultase grácil y peligroso. De ahí que le cubriese todo el cuerpo con cicatrices. Mi primera idea fueron quemaduras, al fin y al cabo había sido el fuego del fénix quien lo había marcado. Pero me pareció que no cumpliría con las expectativas de que resultase atractivo. Deformar a Mathrenduil hubiese sido un concepto muy poderoso, pero no hubiera reflejado las dos cara de esa misma moneda que yo pretendía. Fue entonces cuando se me ocurrió que las cicatrices fuesen similares a latigazos. Y creo que ha dado resultado, bajo mi punto de vista.

Mathrenduil bebe de muchas fuentes. Hay muchos personajes dentro de la fantasía clásica que te pueden traer reminiscencias a él: Elric de Melniboné, Drizzt Do’Urden, Malekith… No pretendía inventar nada nuevo, sino utilizar conceptos que siempre han funcionado muy bien. Pero, si tuviese que elegir un personaje que haya sido la influencia más clara, este sería Anakin Skywalker, también conocido como Darth Vader. Mathrenduil y él comparten muchas cosas, desde la inmensa ira que los consume por dentro hasta el genocidio que hicieron de los suyos. Incluso ambos tienen el cuerpo marcado.

Diseño de Nacho Tenorio
Posiblmente, Mathrenduil sea uno de los personajes más agradecidos a la hora de dibujar. De hecho, es el personaje que más veces han dibujado los ilustradores con los que he trabajado y trabajo. Uno de los primeros fue Nacho Tenorio, a quien encargué el diseño de este personaje. Le di una mínimas pautas, alguna descripción y referencias, el resto lo hizo él. Cuando me envió el boceto, solo me quedó aplaudir: había capturado la esencia del personaje. Estéticamente recuerda al Príncipe Nuada, de la película Hellboy 2, de donde Nacho reconoce haberse inspirado.

Diseño de David Lanza
Otro que también supo darle su toque personal fue David Lanza, quien plasmó una escena de El Lobo Blanco protagonizada por Mathrenduil. Aquí lo podemos ver representado como el temible guerrero que es y como un asesino despiadado y cruel, capaz de humillar a la mejor espada de los altos elfos como advertencia de lo que les espera a quienes se crucen en su camino.

Diseño de Anhell Toys
Diseño de Anhell Toys


















No hace ni una semana que me entregaron otra visión del rey varelden, pero esta vez a modo de figura. Anhell Toys, artesano y muñequero, se basó en los diseños de Tenorio y Lanza para recrearlo, añadiendo algunos toques suyos para dejar su firma en esta figura tan personal y auténtica.

Pero si hay alguien que realmente le pone amor a la hora de dibujar a Mathrenduil, esa es Lorenn Tyr. No en vano es su personaje preferido. El cariño y el mimo que le pone en cada trazo es evidente, representando su parte más bella y delicada, dejando intuir lo atractivamente perturbador que es. Creo que he perdido la cuenta de las veces que Lorenn lo ha dibujado (e intuyo que no será la última vez), lo que está claro es que mejora su concepción en cada trabajo que realiza.

Diseño de Lorenn Tyr
Este es Mathrenduil, un personaje capaz de causar un genocidio y que los lectores se lo acaben perdonando. No es la primera vez que me piden que le salve la vida, que lo indulte al final de la saga. Y es que, cuando un personaje trasciende de esta manera, puedes sonreír y sentirte satisfecho.
Compartir en Google +

Sobre Abel Murillo

Abel Murillo.
Presidente de la Asociación Cultural Lupus in Fabula (@AC_LiF).
Organizador del Festival de Fantasía de Fuenlabrada (@FFF_Fuenlabrada).
Autor del Legado de la Profecía (@LegadoProfecía).
    Comentarios de Blogger

1 comentarios:

  1. Genial me ha encantado esta entrada, todo lo que se sepa de Math es poco :D

    ResponderEliminar