De enanos y arañas: Un atajo por Hazhad-Uldred


La primera ilustración que me cautivo del maestro David Lanza fue un enano. Recuerdo aún el impacto que me produjo ver aquella cara adusta, aquel diseño completamente diferente (alejado al hiperrealismo al que nos estamos acostumbrando peligrosamente) y el magistral manejo de los colores y efectos de luz. Estaba claro que este ilustrador de Valencia acabaría plasmando alguna de las escenas de ELDLP con los guerreros de esta raza como protagonistas.
 A David ya le conocéis por la magnífica ilustración que hizo de Mathrenduil y Elebrian, una escena cargada de fuerza y dramatismo, de modo que no voy a descubrir nada nuevo de su talento, y menos que no haya dicho ya. Ambos acordamos, tras acabar este primer trabajo, que el siguiente sería decididamente algo que tuviera que ver con los enanos. En seguida supe cuál iba a ser la escena a representar.





David y yo compartimos algo más que el amor hacia la fantasía: ambos somos aficionados a la pintura de miniaturas de Warhammer y El Señor de los Anillos y El Hobbit. Ambos tenemos una escandalosa cantidad de miniaturas, colección en la que no faltan enanos. Y es que los dos somos fanáticos de este pueblo de bajitos aguerridos y barbados. Sabíamos que lo íbamos a gozar en esta ocasión.




Le pasé con cierta ansiedad el capítulo perteneciente a esta escena, Un Atajo por Hazhad-Uldred (El Lobo Blanco), y tras su posterior lectura David me contestó emocionado. Le había encantado y quería hacer algo especial en esta ocasión. Me dijo que tenía varias ideas en su cabeza, a cual más estupenda, pero que le molaría representar la escena de tal forma que se vieran  las puertas de la ciudad enana en segundo plano, pero dotando a la imagen de esa majestuosidad que se transmitía en las páginas del capítulo.


A lo largo de estos meses, hemos ido trabajando en la evolución final de la ilustración. En realidad, tan solo he tenido que apuntarun par de cosas sobre colores y descripciones más detalladas, porque David, como siempre, no ha dado puntada sin hilo y ha trazado con milimétrica precisión lo que se narra el El Lobo Blanco. Se ha hecho de rogar, lo sabemos, pero creo que la espera ha merecido la pena. ¡Y con creces! Los enanos (especial atención a Sorian, con la araña en primer término, y a Glósur sujetando la antorcha) y las arañas, con los muros de su ciudad a las espaldas... Es sobrecogedor, magistral, no se puede decir más. Tan solo me queda darle las gracias y la enhorabuena al maestro Lanza por su talento y mostraros el resultado final de Enanos y Arañas: Un Atajo por Hazhad Uldred. ¡Que lo disfrutéis!


Pincha AQUÍ para leer el fragmento correspondiente de esta escena.
Compartir en Google +

Sobre Abel Murillo

Abel Murillo.
Presidente de la Asociación Cultural Lupus in Fabula (@AC_LiF).
Organizador del Festival de Fantasía de Fuenlabrada (@FFF_Fuenlabrada).
Autor del Legado de la Profecía (@LegadoProfecía).
    Comentarios de Blogger

2 comentarios:

  1. Gracias a ti como siempre por tus palabras :D. Ha costado lo suyo, lesiones mediante, jajajaja, pero la verdad, he disfrutado "como un enano" nunca mejor dicho, con este dibujo, y más aún con el relato que le precede :D.

    Un auténtico placer ^^

    ResponderEliminar