Remesa de personajes para ELDLP III por Nacho Tenorio



Poco a poco vamos llegando al final del camino. Noviembre se acerca y con él El Legado de la Profecía III, el último libro que cerrará esta trilogía que durante tanto tiempo me ha acompañado en mi vida. Y siguiendo la estela de sus dos anteriores novelas, hoy os presentamos, para ir calentando motores, la tercera tanda de personajes diseñados por el maestro de maestros Nacho Tenorio.

Como ya hicimos con El Lobo Blanco y con Acero y Fuego, os presentamos diez personajes más de ELDLP, algunos ya los conocéis y estabais deseando verlos en imagen y otros que, si bien aparecen en las dos anteriores entregas de la saga, no habían tenido el suficiente protagonismo… Hasta ahora…


Ha sido bastante difícil tener que elegir a solo diez del gran elenco que compone el dramatis personae de ELDLP, casi doloroso tener que dejar a algunos de ellos fuera (intentaremos poner remedio a eso). Tuve que seleccionar muy bien a quién quería mostrar en esta remesa y revisar a conciencia el grado de protagonismo que adquiere cada uno de ellos en este tramo final del libro. Creo que la decisión ha sido acertada y, como no podía ser de otra forma, los diseños han quedado sobresalientes.


Lord Muras

De modo que os traemos a viejos conocidos que los lectores nos demandabais poner rostro. Tal es el caso de Lord Muras, el mariscal de la desaparecida Orden del Cuervo Errante, cuya reaparición en Acero y Fuego al lado de los elfos silvanos conformó uno de los mejores momentos de la saga. Nacho nos lo presenta con la armadura que los punielden le regalan, adornada con los motivos de su extinta orden.

Gorin de los Rocasangres

Tóbur de los Yunqueternos

Los dos carismáticos enanos, Tóbur y Gorin, que acompañan al grupo de Velthen en sus andaduras, también toman forma de la mano de Tenorio. El maestro ilustrador ha sabido plasmar magníficamente la esencia de estos dos bajitos barbudos y sus respectivos clanes: Tóbur luce una armadura finamente trabajada, propia de los Yunqueternos, y Gorin, mucho más sobrio en su atuendo, deja claro su origen Rocasangre con sus tatuajes y su cabeza afeitada.

Imrasel, Campeón de Cáladai

Conde Lúdebrand de Darior


Desde Cáladai vienen dos personajes que serán esenciales en la trama del tercer libro. El conde Lúdebrand de Daroir ya apuntó maneras en El Lobo Blanco, despegando completamente como personaje con peso en Acero y Fuego (su estancia entre los Guardianes de la Muralla fue muy interesante). Tenía muy claro el porte que este debía tener: distinguido, elegante, fluido. Imrasel, el campeón del Regente Átethor, debía ser recio, hosco, con una apariencia dura e imponente. El resultado ha sido espectacular.

Kéller el Nigromante

El Maestro de las Sombras

Los lectores nos habíais demandado por activa y por pasiva que os presentásemos a uno de los más inquietantes personajes de la saga: Kéller, el nigromante. El causante de la caída en desgracia de Lánzolt por fin da la cara con uno de los diseños que más me han gustado. El báculo, la mirada llena de locura, su aspecto desarrapado… Y pese a todo, deja claro que oculta un gran y oscuro poder. Y ya que de nigromancia estamos hablando, nada mejor que acompañar a Kéller con el Maestro de las Sombras, ese misterioso ser que tuvo su primera aparición (casi testimonial) en Acero y Fuego, pero que en esta tercera parte hará honor a su nombre y a su condición.

Elebrian el Invidente

Freuthorn, maestro asesino
En el apartado élfico tenemos a dos personajes que, particularmente, a mí me encantan. Elebrian dejó claro en El Lobo Blanco que iba a ser de esos personajes que irían de menos a más. Creo que los lectores coinciden conmigo en esto, más desde que su condición de invidente le hizo cambiar su forma de ser. Aquí lo tenemos con su espada, preparado para entrar en acción, sus ojos ciegos vendados ocultando sus cicatrices. Freuthorn, el vil asesino elfo oscuro que persigue sin descanso a Velthen y su grupo, también ha sido objetivo de los lápices del maestro Tenorio. Sigue la estela de diseño de Mathrenduil, con esos ojos que tanto nos gustan y su piel grisácea, con ropas cómodas y fluidas para viajar y escabullirse entre las sombras y todo el armamento que necesita un asesino de su talla.

Varya, la guerrera elfa silvana


Y por último tenemos a Varya, la misteriosa elfa silvana que acompaña a Muras en algunas escenas de Acero y Fuego. Poco sabéis de ella, salvo que se adorna con pinturas rituales de guerra, que maneja dos espadas y que tiene el color del pelo como el fuego. Pronto descubriréis más de esta guerrera punielden y de su historia.

Estos son los diez elegidos para acompañar y promocionar el tercer y último libro de la saga. Tanto Nacho como yo esperamos que os gusten, que los disfrutéis y que nos deis vuestras opiniones, siempre bien recibidas, sobre los diseños. Para nosotros es todo un honor.


Compartir en Google +

Sobre Abel Murillo

Abel Murillo.
Presidente de la Asociación Cultural Lupus in Fabula (@AC_LiF).
Organizador del Festival de Fantasía de Fuenlabrada (@FFF_Fuenlabrada).
Autor del Legado de la Profecía (@LegadoProfecía).
    Comentario blogger

0 comentarios:

Publicar un comentario