Danéleryn Hija de Arthas, Reina de Páravon

Ilustración de Nacho Tenorio
La Reina Danéleryn de Páravon es, sin duda, uno de los personajes más completos, fascinantes y queridos de toda la saga.

La única hija de Lord Arthas, tuvo la desgracia de ver morir a su madre muy joven. Aquejada de una extraña enfermedad, cuya cura nunca llegó a encontrarse, la madre de Danéleryn dejó huerfana a su hija y viudo a su esposo cuando la niña a penas contaba 7 años. Desde entonces, Lord Arthas, Lord Comandante de la Orden del Unicornio Plateado, jamás volvió a rehacer su vida. Quizá por el enorme amor que profesaba a su difunta esposa, quizá porque se volcó en cuerpo y alma en la pequeña Danéleryn.


El Rey Dúbledor, padre de Dúnel, se solidarizó muchísimo con el dolor del caballero, brindándole la oportunidad de mandar a su hija a la corte y que la Reina la tomara como discípula, procurándole una educación digna de una princesa. Arthas aceptó sin dudar.

Danéleryn Reina de Páravon
 Una vez en la corte, Danéleryn fue instruida en todo lo referente al protocolo y ceremoniales propias de la realeza y la nobleza. También leyó muchos libros sobre otras culturas, sobre todo la élfica, llegando a ser toda una erudita en este campo. Incluso llegó a aprender élfico.

Sus ansias de conocimiento no tenían límites. Llegó a tener contacto con los magos y hechiceros, estudió de sus libros, y aunque nunca ha llegado a ser maga, comprende a la perfección los vientos mágicos que soplan por la Tierra Antigua. Todos estos estudios los compaginaba con clases militares y de lucha, pues al ser la única hija del Mariscal de Los Unicornios Plateados y legítima heredera, quería ser la que tomara el control de la orden tras la muerte de su padre. El único problema era que ninguna mujer había sido, hasta la fecha, ni Lady Comandante ni guerrera. Pero aquello no amedrentó a la valiente y decidida Danéleryn. Con el apoyo de Dúnel y de su amiga Kathline, se enfrentó con aquellos conservadores que se oponían a que una mujer tomara el mando de una orden de caballería. Danéleryn no tardó en demostrar lo mucho que se equivocaban, y tampoco tardó en cautivar el corazón de Dúnel.

Cuando su padre murió, fue nombrada por el propio Rey Dúbledor como Lady Comandante y Mariscala de a Orden del Unicornio Plateado, y al poco de morir el viejo rey contrajo matrimonio con Dúnel, su amor de juventud, y tomó como Dama Personal a Kathline, a la que liberó de sus obligaciones cuando se fue con su amado Lánzolt a Búrdelon.

La personalidad de Danéleryn le han llevado a ser un icono y ejemplo en todos los sentidos en Páravon. Querida por todos y admirada entre los propios Lores Comandantes de las diversas órdenes. Forminable con la espada y con un intelecto increible, la Reina Danéleryn está llamada a marcar un antes y un después en la historia de su pueblo.
Compartir en Google +

Sobre Abel Murillo

Abel Murillo.
Presidente de la Asociación Cultural Lupus in Fabula (@AC_LiF).
Organizador del Festival de Fantasía de Fuenlabrada (@FFF_Fuenlabrada).
Autor del Legado de la Profecía (@LegadoProfecía).
    Comentario blogger

0 comentarios:

Publicar un comentario